Ha perdido México 2 millones de ha de bosque por cambio climático: académica de la Ibero

0
754
Foto cortesía de la Ibero

*Carolyn Aguilar Dubose dijo que esa cantidad sólo corresponde al siglo XXI

REDACCIÓN

El Banco Mundial ubicó a México como uno de los países más vulnerables al cambio climático, en tanto, el Atlas de Justicia Ambiental señaló que de los mil 475 casos de conflictos sociales ligados a cuestiones medioambientales reportados en el mundo, 33 corresponden a nuestro país, dijo la maestra Carolyn Aguilar Dubose, académica de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Al hablar de la Realidad ambiental de México durante Trazando el rumbo. Proceso de reflexión crítica de la realidad (realizado en la Ibero), la docente añadió que en el siglo XXI nuestro país ha perdido dos millones y medio de hectáreas de bosque, lo que provoca la pérdida de biodiversidad y ocasiona la desertización, que afecta a 51 millones de hectáreas.

Asimismo mencionó que los sectores de la población más desfavorecidos son a quienes más afectan los daños ambientales, debido a la precariedad de la infraestructura y servicios con los que cuentan, su escasa capacidad de respuesta y la falta de acceso a los sistemas de salud y a la justicia ambiental.

La maestra Aguilar, quien dirige el Departamento de Arquitectura de la Ibero, dijo que se calcula que para el año 2050 la población mexicana crecerá 20.6 por ciento, lo que implicará una mayor presión sobre los recursos naturales y comprometerá drásticamente el bienestar de la población, de la cual 72 por ciento actualmente habita en zonas urbanas, la mayoría mal planeadas, con graves problemas de movilidad, contaminación y mala calidad de los servicios.

Destacó que los humanos somos el grupo de seres vivos que más injerencia ha tenido en modificar el medioambiente. Y ha prevalecido una relación de carácter utilitario entre la sociedad y la naturaleza, resultado de un modelo económico basado en la dominación de los recursos naturales como fuentes infinitas de capital, y como sumidero inagotable de residuos, que ha generado graves impactos negativos en los ecosistemas y ha puesto en riesgo la propia supervivencia humana.

Pero así como el ser humano agota los recursos y degrada su entorno, también emprende buenas prácticas para la conservación de la naturaleza, algunas de ellas enunciadas en el documento “Trazando el rumbo. Proceso de reflexión crítica de la realidad, cuyo texto sobre ambiente, titulado La realidad ambiental de México, fue escrito por los siguientes académicos de la Ibero: Dr. Alejandro Guevara Sanginés, Dr. José Alberto Lara Pulido, Mtra. Carmen Doria Serrano, Mtra. Dulce María Ramos Mora y la Mtra. Carolyn Aguilar Dubose, quien también coordinó el texto de medio ambiente.

La realidad ambiental de México señala que hasta la segunda mitad del siglo XX la ciencia y tecnología se limitaban a controlar la contaminación, con técnicas de tratamiento de suelos, aguas y gases; normas, leyes y reglamentos para el control de emisiones; técnicas de uso y reciclado de materiales, etcétera.

En los últimos años el enfoque es la prevención, con la modificación de los procesos productivos para reducir la generación de residuos, la generación de energía a partir de fuentes renovables, entre otros.

En cuanto a programas públicos de atención a problemas ambientales están los de áreas naturales protegidas y programas de manejo forestal comunitario. Aunado a ello, los proyectos productivos locales y la agroecología, por citar algunos.

Finalmente, en el texto de ambiente sus autores señalan: “La magnitud y complejidad de la crisis socioambiental demanda un cambio radical de nuestros valores, concepciones y conocimientos que nos permita establecer otras maneras de relacionarnos entre nosotros y con el resto de los seres vivos. La universidad juega un papel fundamental en esta tarea, para lo cual debe reconsiderar los fines de su quehacer y asumir un liderazgo en la búsqueda de alternativas al modelo de desarrollo”. BP

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*