Cambios en normativas de uso de combustibles genera contradicciones ambientales

0
38

REDACCIÓN
La posibilidad de utilizar etanol anhidro como sustancia base en los combustibles, responde a una modificación en la norma- 016 de la Comisión Reguladora de Energía, que permite pasar de 5.8 (lo que contienen las gasolinas de etanol anhidro) a un 10 por ciento, esto debido a las actualizaciones en materia de normatividad energética, y en particular para permitir que gasolinas de Estados Unidos puedan comercializarse en el país.

Comentó: “en Estados Unidos la normativa que los rige está propuesta por la Agencia de Protección Mundial (United States Environmental Protection Agency, EPA), quien autoriza utilizar hasta un 10 por ciento de etanol anhidro como oxidante en las gasolinas, entonces para que se puedan comercializar este tipo de gasolinas en México había necesidad de actualizar esa norma, ya se hizo, y ya está en vigor”.

Ávila Galarza, dijo que hay diversas ideas encontradas respecto de los beneficios del incremento de la concentración de etanol anhidro o alcohol etílico en las gasolinas, las cuales están a favor y en contra del incremento de estas sustancias desde el punto de vista ambiental por lo que apuntó: “el etanol es un combustible más limpio que las gasolinas, por lo que debemos esperar. La literatura científica lo señala como mejor oxidante, se quema fácilmente, emite menos dióxido de carbono gas de efecto invernadero, monóxido de carbono, menos partículas y también disminuye las emisiones de plomo que trae la gasolina, con repercusiones a la salud en materia neurológica, del coeficiente intelectual, óseo y asociado al cáncer”.

Desde el punto de vista atmosférico se espera una mejora en ese sentido, aunque el alcohol etílico tiene menor calor de combustión, “esto quiere decir tiene menor poder energético, entre un 25 y 30 por ciento, lo que lleva a que se queme más rápido y los vehículos deberán consumir una gran cantidad de combustible, entonces las personas que no están a favor del uso del etanol desde el punto de vista atmosférico son conscientes de que se disminuirán emisiones de gases, pero por otro lado requerirán mayor combustible para recorrer el mismo kilometraje, por lo que la ventaja no es tan significativa como se presume pues gastarán más en combustible”.

En cuanto a la materia de suelos y producción agrícola, el especialista ambiental, señaló que el uso del alcohol etílico potenciará los cultivos de las plantas de donde se obtiene, como el maíz, la caña de azúcar y la remolacha, “los agricultores al identificar este mercado potencial cambiaran sus cultivos para atender este recurso energético; se puede caer en un desabasto alimenticio por el cambio de los tipos de cultivo. Además, este cultivo requiere procesos especiales donde se privilegia el uso de agroquímicos sintéticos que contribuirán a la contaminación de suelos y cuerpos de agua superficiales”.

Añadió: “la ventaja es que un recurso natural, un energético renovable que viene a competir con los energéticos fósiles, energéticos no renovables, se puede producir en cualquier parte del mundo, lo cual hace a los países independientes de los precios del petróleo, y otorga cierta libertad energética”.

Finalmente, acerca de si esta medida es viable, el universitario manifestó: “lo que hay en la literatura son posiciones encontradas; no hay una definición clara desde el punto de vista ambiental y atmosférico de la ventaja en el incremento del uso de alcohol etílico respecto de la gasolina. Lo que se debe hacer es seguir estudiando los beneficios ambientales del uso del alcohol etílico. Este combustible es menos eficiente que la gasolina, requiriendo de un 25 a 30 por ciento de mayor cantidad para recorrer el mismo número de kilómetros”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta


*