Expone científico de la UdeC vicios que perjudican desarrollo de una investigación

0
129
Foto cortesía de la Universidad de Colima

*“No debemos incluir nuestro nombre en ningún trabajo que no hayamos realizado”, sugirió Alfredo Aranda Fernández, coordinador general de Investigación Científica de la UdeC.

REDACCIÓN

Como parte del IV Coloquio de Fortalecimiento de la Investigación Universitaria, el profesor investigador de la Facultad de Ciencias y coordinador general de Investigación de la Universidad de Colima, Alfredo Aranda Fernández, dictó la conferencia “Buenas prácticas en la investigación”.

En un llamado a los escrúpulos de cada investigador nacional, y en particular a quien investiga en Colima, y con la finalidad de cambiar algunas cosas y mejorar el oficio, Fernández Aranda expuso datos recientes (2014) del escenario y la evolución de la investigación nacional, de los apoyos, así como algunas reflexiones sobre cuáles han sido los aspectos positivos y negativos.

Abordó el origen, concepto, ejecución y colaboración de los llamados cuerpos académicos, ante una treintena de profesores universitarios. Dijo que se han generado “prácticas no aptas para la vida académica que lastiman el desempeño e impacto de la investigación científica”.

Entre éstas, dijo, “publicar por publicar lo que sea y en donde sea, incluir personas en la autoría que no deberían ser incluidas, trabajar en torno a una convocatoria y no guiados por la función del área que dominan y donde son expertos y el que cada plantel defina sus estrategias de desarrollo con base en los cuerpos académicos existentes”.

De acuerdo con él, “muchas problemáticas ocurren por las condiciones del medio, por ignorancia y falta de formación; tenemos que criticar esto para ver si se están haciendo bien las cosas”.

A nivel institucional, continuó, “debemos hacer trabajo con docencia y extensión; diseñar estrategias flexibles que contribuyan a los esfuerzos nacionales por mejorar la situación académica del país y atender puntualmente los lineamientos establecidos por las diferentes instancias gubernamentales a través de implementaciones propias y acordes a nuestra situación y perspectiva”.

Así pues, aseguró, “las buenas prácticas, a nivel personal, entran en la conciencia de cada uno”, por lo cual recomendó desarrollar la investigación en función de la habilidad y no en plataformas de evaluación, y definir los proyectos con base en las habilidades propias y preparación, no en función de las convocatorias y/o modas de financiamiento: “Si no contamos con las habilidades que queremos, hay que trabajarlas y mejorarlas”, dijo.

Señaló que se necesita honestidad en las aportaciones de investigaciones con temas de moda, como el del cambio climático, por ejemplo. También sugirió publicar únicamente en las revistas más importantes del área, promover la participación de colegas y estudiantes en proyectos, formar grupos productivos y eficientes, “y si no funcionan que se deshagan”, aconsejó.

Como acción individual, prosiguió, “los investigadores podríamos incluir a todas la personas que contribuyeron significativamente en nuestras publicaciones, incluyendo a estudiantes. Sobre todo, no debemos incluir nuestro nombre en ningún trabajo que no hayamos realizado”, enfatizó. BP

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*